Artrosis

La artrosis es un problema degenerativo, esto quiere decir que con el paso de los años, los problemas y los dolores van aumentando. Este es un proceso que afecta a las vértebras y las articulaciones de la columna, pero también puede afectar a otras zonas como los hombros o las rodillas. Es una especie de degeneración que ocurre muy lentamente y tarda años en mostrar sus efectos destructivos e incluso más años en producir dolor. Eso es importante entenderlo, la artrosis normalmente se desarrolla por un largo periodo de tiempo sin que la persona se de cuenta. Cuando los síntomas aparecen ya ha existido durante años, y estadísticamente para que se aprecien cambios degenerativos en radiografías, los procesos de la artrosis llevan 10-12 años en desarrollo.

Se desarrolla principalmente por desarreglos mecánicos en la articulación que ocurren por:

  • Compresión excesiva acumulada durante años
  • Distorsión mecánica por Escoliosis (desviación)
  • Estrés laboral y postural especialmente estar sentado durante largos periodos de tiempo
  • Descompensaciones musculares, como efecto de accidentes o latigazos cervicales
  • Esfuerzos repetitivos de larga duración
  • A raíz de daños en los discos intervertebrales por hernias en el caso de la columna o de los meniscos en las rodillas
  • Como consecuencia de procesos inflamatorios por enfermedades como la artritis.

Debido a este deterioro en las articulaciones durante  largos años, el cuerpo termina reabsorbiendo el líquido de las articulaciones inflamadas, dejándolas secas, sin movimiento y deformadas. Esto es lo que se conoce como artrosis.

Síntomas de Artrosis

  • Dolor (con y sin movimiento)
  • Rigidez y entumecimiento
  • Limitación de rango de movimiento
  • Y aunque son dos cosas distintas, la artrosis contribuye y acelera el proceso de la osteoporosis

Con la artrosis no se debe esperar porque es un proceso que cuando empieza continúa avanzando y se acelera con el paso del tiempo. Como la degeneración no se puede “quitar” sino frenar,  cuanto antes reciba cuidado quiropráctico mejor.

¿Cómo Ayuda  la Quiropráctica a las personas con Artrosis?

La artrosis es un problema que responde muy bien a los cuidados Quiroprácticos. Para entender el por qué, necesitas primero entender qué es la artrosis y cómo se desarrolla.

La Quiropráctica se ocupa de restablecer el buen FUNCIONAMIENTO de la columna para poder frenar la evolución de la artrosis. En casos muy avanzados si no es posible frenarla, al menos se ralentiza su progresión.

El Quiropráctico se ocupa de corregir los fallos mecánicos y estructurales de la columna para frenar la degeneración.

Los cuidados quiroprácticos antes de que aparezca la artrosis pueden evitarla, y cuando ya se sufre, ayuda, como ya hemos indicado anteriormente, a frenarla o ralentizarla, siendo por tanto la mejor opción para la regeneración de la columna.

Después de un estudio quiropráctico, considerando su estado de degeneración, el estado de su columna, su edad y estado físico en general, se le dirá si usted es un candidato al cuidado quiropráctico.