Dolores de Cabeza

La Quiropráctica corrige la CAUSA del dolor en vez de tapar los síntomas con analgésicos.

Los dolores de cabeza conocidos también como cefaleas, tienen su origen en los vasos sanguíneos de la cabeza. Estos vasos están afectados por la posición estructural de la columna vertebral especialmente de las cervicales. Por las cervicales pasa una arteria que da riego a toda la cabeza. La arteria pasa por un canal dentro de las vértebras y el movimiento de las cervicales afecta a esta arteria. Si las vértebras pierden su rango de movimiento normal, como resultado hay cambios en el riego de esta arteria, tanto de sangre por la propia arteria, como por el flujo de impulsos del sistema nervioso hacia el tejido. Los dolores de cabeza también pueden deberse a tensión muscular en los hombros y el cuello, pero esto es porque los hombros y el cuello son eslabones en una cadena que al final afecta al movimiento de las cervicales y por lo tanto a la arteria.

Si no se elimina la causa los resultados serán solamente temporales. Los desarreglos en la pelvis causan compensaciones en la zona cervical, y estas “compensaciones” afectan a la arteria. Si las caderas están descompensadas el Quiropráctico lo corregirá.

La Quiropráctica se ocupa de dar una solución definitiva y es la mejor opción para la mayoría de los casos de dolor de cabeza, incluyendo las migrañas. Una revisión por un Doctor en Quiropráctica le deja saber con claridad si su caso en particular responderá a los cuidados Quiroprácticos. Los ajustes quiroprácticos corrigen el mal funcionamiento de las articulaciones intervertebrales creado por varias condiciones físicas, emocionales o químicas.