Osteoporosis

La osteoporosis es una pérdida de masa ósea. Lo habitual es que se mida haciendo una densiometría ósea y que el médico le prescriba suplementos de calcio.

La osteoporosis de por sí no es dolorosa, sólo duele si los huesos se fracturan.

Pero la osteoporosis es una pérdida de masa ósea que no se debe solamente a una falta de calcio.

Es muy común de que las mujeres después de alcanzar la menopausia comiencen a sufrir de osteoporosis. Esto se debe principalmente a la bajada de la producción de estrógeno, la cual es una hormona que facilita la absorción de calcio en los huesos.

Hoy en día existe la idea errónea de que la osteoporosis se debe a la falta de calcio en la dieta. Sin embargo, muchas mujeres consumen abundante calcio sin lograr que su osteoporosis se detenga o continúe avanzando.

La venta de productos enriquecidos con calcio es un gran negocio, pero se debería entender que aumentar el consumo de calcio no implica aumentar su absorción, ya que en este proceso también está implicado el consumo de otros minerales y vitaminas. Así mismo, también afectan factores hormonales y todo eso sin contar con que en la alimentación moderna existen nuevos alimentos incorporados a nuestra dieta que impiden esa absorción del Calcio y otros minerales.

La mayor causa de la osteoporosis no por tanto  la falta de calcio en la dieta, sino que es la falta de absorción del calcio en los huesos.

Aún así, ésta forma de entender la osteoporosis es incompleta. El hueso tiene una arquitectura interna que le da fuerza y estructura y en una persona con osteoporosis esta estructura se está deteriorando. Los huesos están hechos de minerales, de los cuales un componente importante es el calcio. La pregunta es, ¿Por qué se pierden los minerales?

Se puede buscar mucha información sobre esto, pero hay varios puntos importantes:

La columna necesita mantener su función, y su rango de movimiento correcto porque la falta de movimiento acelera la pérdida de su masa ósea, y aquí es donde la Quiropráctica le puede ayudar.

El PH del organismo tiene que estar equilibrado (para que los huesos no se desmineralicen).Se debe evitar el consumo de productos que alteran el ph (como gaseosas, tabaco)

Para que el hueso esté fuerte es necesario hacer ejercicio moderado. (El ejercicio incrementa la masa ósea a cualquier edad, pero sudando se pierden minerales).

Osteoporosis y Quiropráctica.

El Quiropráctico restablece el movimiento en la columna vertebral ayudando a prevenir la pérdida de minerales. También se dan instrucciones sobre los hábitos y estilo de vida, los cuales son muy importantes en el cuidado y la prevención de la osteoporosis. El Quiropráctico aconseja a las personas que ya sufren de osteoporosis y a las más jóvenes, para prevenirla.

Los consejos para evitar la osteoporosis se pueden seguir desde niño. Cuanto mayor sea la densidad de masa ósea que la persona consiga hasta la edad de 30 años, mejor. Después de esta edad, lo más importante es no perderla.

Consulte con un Quiropráctico para que determine el estado funcional de su columna vertebral y sus posibilidades.

La Quiropráctica le ayudará a que sus huesos no pierdan más minerales, y usted disminuirá el riesgo de fracturas en el futuro.